Oh mis amigos coteleros!!! suspiro sólo de pensar en este lugar de las playas mexicanas, Acapulco, y titulo este post como tal por que así se llamó una telenovela que pasó aqui en México, pero que yo no vi por ser demasiado mala, creo...

Este fin de semana me fui a festejar con mi esposo nuestro septimo aniversario a Acapulco, y estuvo genial, fantástico, Nos quedamos en el piso 15 de un hotel junto al mar, con una vista preciosa y con un balcon enorme, donde pudimos cenar, pero lo más bonito es que el día que llegamos, llegamos ya muy noche, nos fuimos a cenar, caminamos por la costera, vimos tantas cosas, es una ciudad donde la vida empieza en la noche, con discotecas abiertas y la música a todo lo que da, está fantástico, regresamos, nos abrazamos y besamos, y así nos quedamos dormidos, abrazados, amándonos como siempre.

La mañana siguiente, así desnudos y abrazados, nos comenzamos a besar (previa lavada de dientes), lo besé en la boca y lo tomé entre mis brazos, me incorporé para besarlo, mientras comenzaba a acariciar todo su cuerpo, su pecho, su abdomen, su entrepierna, su pubis, y más hacia abajo, hacia el culo, lo empecé a tocar, mientra los abrazaba y tocaba sus orejas, lo besaba apasionadamente apoyando mi pene erecto sobre su cuerpo, lubricando y palpitando de tanta excitación, el sentía esa presión mientras se tocaba el suyo, haciendo lo propio, así nos besamos largo rato, y me bajé a besarle el pecho, mientras mi mano seguía dando marcha a su culo. Se empezaba a retorcer de manera exquisita, cuando lo volteé sobre la cama, y le empecé a besar el culo. Lo empezé a lamer, a besar suavemente, y mientras la excitación aumentaba, le comencé a dar chupadas mas fuertes y pequeños mordiscos, lamiendo todo el culo y dejando todo bien lubricado y listo para la penetración.

Me pidió que lo penetrara, me puse boca arriba, se subió en mi , y empezó a frotar su culo sobre mi, tallando mi pene por su entrepierna y culo, mientras lo besaba y le daba mordiscos en su pezones, lo besaba y acariciaba la espalda y el cuerpo. Por fin la penetración, fue suculenta y a la vez difícil, siempre es dificil penetrar el ano. Y una vez con el pene adentro, comenzamos a movernos suavemente, mientras el sonido de nuestras humedades rompia el silencio de la habitación, que a su vez formaba parte del oleaje del mar, que veíamos desde nuestra habitación, le pedí que se pusiera boca abajo, viendo hacia el balcón, e hicimos el amor viendo el mar, sintiendo el aire, en el relax total, el placer de la penetración y el frote de nuestros cuerpos, sudando y gimiendo y buscando cada vez más y más placer, y por fin viene el orgasmo, que mientras nos corremos los dos al mismo tiempo, como suele suceder, yo eyaculo dentro de él mientras siento las contracciones de su culo exprimiéndome hasta la última gota.

Jadeantes y sudados, nos abrazamos y besamos para sellar con ello nuestro acto de amor, donde nos damos placer hasta la última parte de nuestros cuerpos, y nuestras células, afianzando más nuestro vínculo de pareja. Después salimos a desayunar y a caminar por la playa, y éramos dos cómplices que sabíamos lo que había entre nosotros, los que nos veían caminar juntos tal vez no tenían ni idea...

Idea original grupo mecano, canción Hawaii-Bombay: " Hazme el amor, frente al ventilador" en este caso frente al aire del mar entrando por la ventana. (Texto real)